Mis hijos me cuentan que salen solos cuando les toca con su padre y son pequeños. ¿Puede un detective de familia en Málaga grabarlos en esas salidas?

 

La labor de los detectives privados va más allá de la investigación económica, empresarial o laboral. Una parte menos conocida de su trabajo se enfoca en solucionar problemas que enturbian o amenazan la estabilidad.

En ocasiones, son temas relacionados con la conducta de los hijos, los procesos de divorcio o las infidelidades. Otras veces, tienen que ver con la localización de un miembro de la familia o, incluso, en la vigilancia sobre el servicio doméstico.

Sea como sea, el papel del detective privado familiar arroja luz para prevenir o solventar cuestiones que despiertan dudas o desconfianza en el ámbito privado. Es más, muchas veces las pesquisas de los investigadores se convierten en cruciales para el devenir de los procesos judiciales.

 

¿Puede un detective de familia en Málaga grabarlos en esas salidas?

No solo se trata de un tema complicado de llevar sino que se vuelve una problemática muy difícil de

Mis hijos me cuentan que salen solos cuando les toca con su padre y son pequeños. ¿Puede un detective de familia en Málaga grabarlos en esas salidas?

Mis hijos me cuentan que salen solos cuando les toca con su padre y son pequeños. ¿Puede un detective de familia en Málaga grabarlos en esas salidas?

compartir, sobre todo con desconocidos. Sin embargo, cada vez son más las personas que se dan cuenta del valor añadido que aportan los investigadores privados para reafirmar o descartar sus conclusiones.

Los detectives especializados en Málaga actúan con la máxima discreción y delicadeza para obtener pruebas concluyentes, siempre respetando los límites de la legislación.

Así, su trabajo resulta clave para determinar comportamientos extraños del padre y sí va o no a buscar a sus hijos al colegio; descubrir los motivos de esto, encontrar causas para alegar en un juicio, recopilar pruebas para acabar con esto de una vez por todas.

Los detectives especializados en divorcios y separaciones abordan asuntos familiares muy diversos, que van desde aquellos que tienen que ver con enfrentamientos por motivos económicos hasta los desacuerdos por la custodia de los hijos.

En estos temas tan subjetivos para las partes, el investigador ofrece pruebas objetivas sobre cuestiones de como quién es el padre más idóneo para cuidar a los menores, por qué el cónyuge es un irresponsable o por qué supone una amenaza física o psicológica para los pequeños.

Otras veces, su investigación se basa en la localización de pruebas contundentes que sirvan como base para modificar las pensiones alimenticias (rentas menores o cobros en b ocultados por la pareja) o para cambiar la custodia de los hijos (cuando, por ejemplo, el progenitor deja mucho tiempo al niño solo en casa o no pasa tiempo con él).

Las dudas sobre el día a día de sus vástagos acaba angustiándoles, sin que sepan a ciencia cierta qué pasa realmente: ¿cuáles son sus verdaderas amistades? ¿Qué lugares frecuenta mi hijo? ¿Cuáles son sus hábitos?

Las pruebas de los detectives en Málaga, sirven para desvelar la situación real y dejar fuera de juego las negaciones de los hijos cuando no son ciertas  (por ejemplo en temas relativos al consumo de drogas).

Un primer paso que va a resultar esencial para poder tomar medidas enfocadas a revertir la situación. Muchas familias contratan a personal especializado (supuestamente) para velar diariamente por sus hijos o sus mayores, cuando tienen dificultad para hacerse cargo de ellos.

Los detectives privados llevan a cabo tareas de investigación previa sobre el cuidador y vigilan de cerca – si hay dudas- su trabajo.